Información: compartida ó controlada

El Poder de Compartir

“la información es poder” vs “comparte la información antes de que pierda su valor”

Cuantas veces hemos escuchado la frase “la información es poder”, siempre admitiéndola como una verdad absoluta y potente. Creo que habría que remontarse a tiempos muy lejanos para saber cuando se empieza a pensar en el verdadero significado de estos conceptos. Según Felicísimo VALBUENA DE LA FUENTE, Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, en 1942, se elaboraron estudios que trabajaban este campo. De estos surgió el término acuñado por Kurt LEWIN, “GateKeeper”: Guardabarreras, guardavallas, portero… refiriéndose a control de flujos en este caso de información.

En la medida en que empiezan a proliferar los medios públicos ó privados de comunicación, este concepto toma una especial relevancia por saber el efecto y poder que tiene controlar la información, no digamos solo en el  interés generalista, sino muy especifico en el mundo de los negocios y bolsa.

Cada época ha marcado un hito por el control de la información. Al inicio de cada hito, los grupos “revolucionarios” surgen con ánimo de divulgar y hacer más democrático el acceso y uso de la información hasta que vuelven a aparecer las personas y/o grupos que quieren controlar: los medios, herramientas y soluciones telemáticas por donde fluye las corrientes de información, aparecen de nuevo los “GateKeeper”.

Internet ha sido definida en multitud de ocasiones como el sistema más democrático y de libre divulgación y acceso a la información. Creo firmemente en esta idea y también creo que el principio entre los conceptos: “la información es poder” y “comparte la información antes de que pierda su valor” (actual creencia por las redes sociales) tienen las misma esencia, la de hacer crecer a toda la sociedad y personas través del “empuje revolucionario” que supone el uso libre de la información.

“La información es fuente de poder para el individuo

Internet ha desarrollado la capacidad del consumidor para elegir por sí mismo entre múltiples opciones

Desde tiempos inmemoriales, tener la información justa en el momento oportuno ha significado ‘poder’ y solamente las personas o grupos de personas que se podían permitir financiar ese intercambio de información disfrutaron de ese privilegio. Sin embargo, con el nacimiento de Internet ha disminuido drásticamente el tiempo que transcurre entre la necesidad y su ‘realización’, permitiendo alcanzar nuevos niveles de capacidad individual. Es en el sector comercial donde se observa más fácilmente esa demostración. Por Arnaud Saint-Paul.”

“comparte la información antes de que pierda su valor”

Me encanta esta frase, porque no solo es cierta, sino que llena de confusión la mente de aquellas personas con la creencia de que manipular la información ó controlar sus flujos le confiere un poder. Quizá nada ha hecho avanzar más el conocimiento general de todas las personas en el mundo gracias a la información compartida a través de Internet y sus herramientas como las Redes Sociales: Blogs, Twitter, FaceBook, Dings, etc… “Puedes guardarte la información, pero cuando la hagas pública ya no tendrá ningún valor, porque otros lo habrán hecho por ti”.

Hoy la palabra de moda que más se utiliza en COMPARTIR. ¿No es verdad que compartimos tiempo libre?, que compartimos historias, que compartimos ideas, que compartimos sonrisas, que compartimos viajes… si intentas recordar los mejores momentos de tu vida, seguro que no estabas solo, lo hacías compartiéndolo con alguien. COMPARTIR es crecer como individuo y como sociedad.

LA MENTE ABIERTA**

La persona de mente abierta tendrá:
1. Gran permeabilidad de sus barreras psicológicas, admitiendo información conflictiva.
2. Gran comunicación dentro y entre los sistemas de creencia y no-creencia. Sabe cuestionar sus
propias posiciones y está dispuesto a rectificar.
3. Ve matices y discrimina estímulos.
4. Contempla el mundo de una manera positiva.
5. Confía más en la fuerza del razonamiento que en los testimonios de la autoridad. Ésta es valorada
por el poder de información que tiene.
6. Sabe tener autonomía.
7. Está abierta al pasado, el presente y futuro.

Pero llega un momento en que se deja de compartir, aparecen los “Gatekeeper” y/o Maquiavélicos

“Las personas con alto grado de maquiavelismo tienden a ser conservadoras y reformistas. Los menos
maquiavélicos tienden a ser revolucionarios porque se rebelan por la gran indignación moral que les causa la
situación existente. Pero una vez que la revolución tiende a institucionalizarse, toman el mando de la misma los
hombres de la organización, los altamente maquiavélicos.
Es probable que éstos sean buenos administradores, en cuanto que logran resultados de un modo lógico
y saben mantenerse en calma por muy convulsos que estén los ambientes. Sin embargo, su falta de interés por
los demás puede ser fatal para la organización, porque las personas se desmoralizan al verse tratadas como
objetos. Además, cuando la organización es fuerte y funciona independientemente de las personas, los que
tienen un alto grado de maquiavelismo no encuentran sitio para sus actividades, a no ser en pequeña escala y a
corto plazo.”

MAQUIAVELISMO

En 1970, dos autores, Richard CHRISTIE y Florence GEIS publicaron sus hallazgos sobre
Maquiavelismo. Con la colaboración de dieciséis autores más en treinta y nueve estudios experimentales,
trataron de poner en claro cuáles eran las características más importantes de los «manipuladores», es decir, de
las personas que saben utilizar a los demás para sus propios fines.

Parece que el «maquiavélico» tiene los siguientes rasgos:

1. Una relativa falta de afecto en las relaciones interpersonales. El maquiavélico trata a los demás
como objetos y evita la identificación emocional con ellos, pues entonces disminuye el potencial de conseguir
que los otros hagan lo que no quieren hacer.
2. Una falta de interés en la moral convencional. Más que por juicios éticos, los manipuladores se
guían por un criterio utilitario.
3. Una falta de graves trastornos mentales. Por supuesto que los manipuladores pueden tener fallas
psicológicas, pero saben procesar información de una manera fría y tienen sentido de la realidad.
4. Un compromiso ideológico bajo. Se mueven en el terreno de la eficacia, dejando a un lado los
últimos fines de las acciones. No son idealistas. **

La pregunta que me hago y que dejo en el aire, es, si:

¿sabremos reconocer esos grupos ó personas que quieran controlar los flujos de información en la RED? a mi se me ocurren ya algunos.

¿dejaré de ser tan democrática la RED como para no confiar en la información que circula por ella?

¿cual puede ser el siguiente hito “revolucionario” de la información?

** Felicísimo VALBUENA DE LA FUENTE, Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid
Anuncios

Anímate con el comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s