Espacio Aéreo: DESPEJADO

Espacio Aéreo Cerrado

Cielo Español DESPEJADO

España sufrió el pasado día 3 de Diciembre el cierre del espacio aéreo español provocado por una huelga salvaje de los Controladores, que duró más de 24 horas.

El país entró en crisis y tuvo una cobertura en medios de comunicación y especialmente en Redes Sociales On Line, casi con el equivalente a un golpe de estado. El Ministro de Fomento José Blanco, aparecía en los medios televisivos utilizando términos realmente duros: “secuestro del espacio aéreo”, ciudadanos como “rehenes”, “chantaje” . Esto provocó un calentamiento de los ánimos de los principales afectados, los usuarios, tanto  los que salían desde España, como los viajeros que iban en tránsito a otros destinos.

Si ya de por si, los Controladores era un colectivo considerado privilegiado, este hecho y la situación volcó toda la opinión pública, la nacional y la internacional, contra ellos, azuzado por el Gobierno Español.

Y ahora qué.

En estos momentos toca analizar la situación con un poco de distancia y con ánimos aplacados.

El comportamiento de los Controladores se antoja inaceptable en la formas, pero no debemos dejarnos llevar por la incercia de las consecuencias y plantearnos algunos interrogantes de forma casi obligada:

Para que un colectivo (el que sea) llegue a un situación así, ¿que ha tenido que pasar?

Las consecuencias del fracaso en un proceso de negociación no se puede atribuir a una de las partes, sino a todas: ¿quién subestimo las consecuencias de la falta acuerdo?

El gobierno tomó una de las medidas que estaba en su mano y que se contempla dentro de nuestra normativa legal: El Estado de Alarma: ¿como se llega a esta situación? ¿por qué se aprueba un Real Decreto en fechas tan señaladas, previas a los desplazamientos de viajeros? ¿fue un pulso del gobierno a un colectivo profesional?

El conflicto no fue fruto de un día, sino el resultado de una falta de comunciación y acuerdo de meses de negociación entre las partes. La publicación del Real Decreto que modificaba las condiciones del colectivo, fue el detonante, la explosión de una situación tensa que no se podía sostener y los controladores con su comportamiento no supieron medir .

USCA no es UGT, USCA no es CCOO; este fue el error del gobierno, suponer que el comportamiento del sindicato de los controladores sería igual como en de las otras organización generalistas, sumisas y complacientes ante el ejecutivo. El Ministro de Fomento sobreestimo sus fuerzas y USCA puso en jaque al gobierno, al país y a la ilusión de todos los usuarios.

Se ha hablado mucho sobre este suceso, la información ha circulado a velocidad de vértigo por todos los medios de comunicación, pero cuánto de lo que se ha dicho es cierto y cómo se ha visto alimentada la confusión con datos no precisos, como el sueldo de estos profesionales, su trabajo y los supuestos privilegios. Llegó un momento en que llegué a temer por la integridad física de estas personas, acosados por la masa enfurecida.

Estos casos se deben analizar en frío; es difícil ponerse en lugar de todos los usuarios que han perdido sus vacaciones y su dinero; es probable que por ello el gobierno organizara una campaña mediática contra los controladores, antes de que la opinión pública se volviera hacia ellos..

A muchas personas, ciudadanos españoles, no les preocupa en los más mínimo la imagen que hemos dado el exterior, pero si debe preocuparnos, ya no por el hecho de las cifras millonarias que se han perdido y no estamos para ello, sino por la evidencia de un mal funcionamiento del país.

Me preocupa el comportamiento y tratamiento que se ha tenido hacia un colectivo profesional (creo que injusto y desmesurado) ¿Hubiera sido igual si el colectivo fuese el de basureros, el de médicos, el de conductores de autobuses…? pienso que  no.

Los Controladores nos ha tocado el bolsillo y esto duele. Haciéndome eco de algunos mensajes que circularon en Twitter, “los controladores son los únicos que nos han hecho despertar a una España atontada”… quizás tenga razón.

España no se puede permitir el lujo, que un colectivo profesional bloquee el país, por ello debemos apelar a la responsabilidad de las partes  con la autoridad y obligación de resolver los conflictos antes de que lleguen a las consecuencias que hemos sufrido.

OTRAS LECTURAS

Charla de los internautas con el controlador aéreo
Frustración é impotencia (Blog)
El Descontrol por Alfonso Usia
Anuncios

Anímate con el comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s