Mejorar la comunicación está en los pequeños detalles

Es esta tu comunicación?

Es esta tu comunicación?

Comunicar se hace con las personas y los detalles en la comunicación son importante cuidarlos

1) Siempre GRACIAS y sonríe. La palabra que mejor suena al pronunciarse después de tu nombre, es GRACIAS. Ya conoces el refrán: “es de ser bien nacido, ser agradecido”. Nadie está obligado a ser cortes, simpático y amable, por eso, cualquier detalle que recibas de otra persona debe ser agradecido. Es una pequeña recompensa que reconforta a quien la escucha. Por teléfono también, se “ven” las sonrisas. Se percibe de forma clara por el tono de la voz, cuando una persona te sonríe al hablar.

2) Practica la escucha activa. Cuántas veces nos ha parecido poco respetuoso cuando hablamos a una persona y esta mira hacía otra parte ó simplemente se encuentra ensimismada en su tarea. Tenlo presente, mira a los ojos de tu interlocutor de forma natural y relajada, asiente con la cabeza, parafrasea  algunas de sus palabras para que perciba que la escuchas. Cuándo tengas que dar tu opinión, hazlo con asertividad, o sea, ni sumiso ocultando tu verdadera opinión, ni extremista, con agresividad, donde tu interlocutor se pueda sentir herido, por ejemplo: “entiendo lo que dices y se que debe ser duro para ti, pero debo decirte que se puede ver desde otro punto de vista, ¿has probado…?”

3) Reconoce la autoría. La autoría, es una propiedad y reconocerla es respetar a las personas. Nada puede hacerte sentir peor que utilicen tus ideas, tus palabras, tus obras y ni siquiera reconozcan públicamente que te pertenecen. Siempre, siempre reconoce su autor, menciona su nombre, menciona sus méritos, menciona su valor. Hacerlo así te hace ganar enteros como persona y recibirás lo mismo.

¿Quieres leer los 10 puntos en modo presentación?  Clickea: Presentación Foto: Freshman

Anuncios

No pienses más en el por qué de las cosas y créalas por ti mismo

Se fiel a ti mismo

Cuenta la leyenda que Alfonso…

Cuenta la leyenda, que un niño inmigrante de doce años, que residía en un barrio humilde en una gran ciudad española, gustaba de hablar con los ancianos del lugar. 

Los abuelos, como los llamada de forma cariñosa, tomaban el cálido sol otoñal sentados junto a una pared mirando hacía el horizonte. Un día, el niño se acercó al lugar donde se encontraban tres de ellos charlando de forma animada y uno de los abuelos comentó:

Si yo tuviera tu edad, con todo lo que se,  haría las cosas de forma diferente. No viviría de forma tan alocada como yo lo hice, pensaría todo muy bien antes de hacerlo, dos o tres veces al menos. Mira mi hermano ¡¡ése si que sabe!!.

El segundo, le replicó: ¡¡pero que dices!!?, yo envidió tu forma natural de ser, me pasé la vida pensando tanto, dudando de tantas cosas, que no llegué a disfrutar de nada con tanta reflexión, ¡¡chico, no pienses nada, haz lo que quieras, la vida es corta!!

El tercero, más sereno y atento a lo que decían, no dijo nada y el niño se atrevió a preguntarle: abuelo Alfonso ¿tu que piensas, qué cambiarías si volvieras a nacer?

Nada -contestó el abuelo. No cambiaría nada de lo que he vivido. En la vida no existen zonas tan extremas para pensar que todo es blanco ó todo es negro, existe una escala de grises ¡¡todo es tan relativo!! Lo que si te digo, es que, hagas lo que hagas no te arrepientas de nada y si crees que te vas a arrepentir, no lo hagas.

Si tienes la tentación de saber el por qué de todo, te diría: NO PIENSES MÁS EN EL POR QUÉ DE LAS COSAS Y CRÉALAS POR TI MISMO… solo así podrás formar parte destacada de la historia, al menos de tu propia historia. Vive como dicta tu corazón, se coherente y consecuente, SE FIEL A TI MISMO.

Cuenta la leyenda, que desde aquel día no se supo nada más de Alfonso… pero esto es solo una leyenda.

 

Personas: capaces de lo mejor

Gente normal

Da el paso

Es innegable, las personas somos capaces de lo mejor y de lo peor. Tenemos actos sublimes y momentos para olvidar de lo destructivos que podemos llegar a ser.

Son los sublimes los que me gustan, los que me hacen creer cada día que un mundo mejor es posible y no es difícil, si pensamos un poco en “el otro” y nos olvidamos por un momento de nosotros mismos.

Acércate a las personas, expresa sentimientos verdaderos y encontrarás almas gemelas, te darás cuenta lo grande que es el ser humano.

Es increíble, en la vida 2.0 (porque aquí hay vida) en los últimos años he llegado a conocer grandes personas con las que disfrutar buenos momentos.

Acércate!! Ten la voluntad de ser, de creer. Concede la oportunidad que todo el mundo se merece.

Pruébalo

Cuántas veces al subir al bus, miras al frente y un sinfín de caras serias te miran. Te sientas junto a otra persona y su cara es seria como si le debieras dinero. Ahora, haz lo mismo, pero cuanto te sientes, mírala a la cara y dile: Buenos días!! Que tal?  Su expresión cambia.

Mi respeto entre las personas y a la esperanza de un mundo mejor. Entre todos lo construimos, día tras día, noche tras noche.

Imagen: Fast Training

El eslabón perdido

Eslabón perdido

Conexión

No siempre nos damos cuenta de la relación que existe entre nuestro mundo y esos otros mundos que nos rodean.

Tuve la oportunidad de leer un libro sobre conexiones humanas, el que contenía un capitulo dedicado al ritmo, a esta sintonía que nos permite conectar nuestras “ondas” con las de nuestros semejantes.

Habrás escuchado muchas veces aquello de: “tenemos sintonía, hemos conectado…”, yo creo en ello, casi todo en la vida tiene que ver con el ritmo, este concepto los músicos lo entenderán muy bien.

Esta falta de ritmo, en la Sociedad de la Información la podríamos asociar a la “brecha digital”, a veces vivimos demasiado tiempo en “nuestro mundo” y pensamos que toooodaaa la sociedad sigue el mismo ritmo que nosotros, pero esto no es así, si miramos un poco más allá nos damos cuenta que existe una brecha digital enorme, entre las distintas capas sociales é incluso en las empresas y esto crea otros mundos no siempre conectados.

Rompamos el círculo, reduzcamos la brecha digital y encontremos el eslabón pérdido.

Imagne: rulramirez.com

¿Sabes lo que mueve el mundo?

Confiar

Confianza

La CONFIANZA, sí.

Lucha por aquello que merece la pena, porque te aseguro que hay muchas cosas en la vida que merencen la pena. Mejor debería decir, personas que merecen la pena.

Huye de los clichés y de las frases hechas, en muchas ocasiones vacias de contenido y valora aquello que si te merece confianza.

Lo ves enseguida, lo notas, lo percibes… y no siempre es lo más notorio, lo que más ruido hace.

Abre tu mente, comparte con sinceridad, disfruta ese momento… pero no con ingenuidad, no todo es bello en la vida, esto ya lo sabemos y no debemos olvidarlo.

Te hace crecer

CONFIAR, es una de la sensaciones más bellas y reconfortantes que puedes experimentar. Nada en la vida se podría hacer sin ella, sin la confianza; de hecho es lo que mueve el mundo, nuestro motor interno, lo que nos motiva, lo que nos impulsa.

El clima de confianza, nace en las personas y no en las cosas; este es el inicio de la innovación, de la revolucion de las ideas, del amor, la búsquedad de una vida mejor, más humana.

No pierdas la confianza y regala confianza.

Foto ilustración: Google. Que mejor imagen que represente la confianza que aquella deposita un niño en sus padres.

¿Conoces la fábula: El Elefante y la estaca?

cuento

Supera los límites

Erase una vez, una papá que llevó a su hijo al circo. Era un papá muy comprensivo y gustaba explicar a su pequeño hijo el por qué de las cosas que pasaban en la vida con palabras que pudiera entender.

Tuvieron una tarde muy divertida y al salir de la función, los dos pasaron por delante de un gran elefante de más de 1500 kilos que estaba sujeto a una diminuta estaca y un pequeña cadena comparada con su enorme cuerpo.

El hijo se detuvo al ver este escena y tirando de la manga de la chaqueta de su papá, le preguntó:

¿Papá por qué no se escapa? Con lo fuerte que es, podría tirar hasta arrancar la estaca y ser libre.Si hijo, así es. Pero el pobre elefante no lo sabe, porque un día dejó de intentarlo. Verás hijo, siendo el elefante muy pequeño, lo ataron a la estaca y este ¡¡tiraba con fuerza!! ¡¡todos los días!! ¡¡en cada momento… !! pero no era lo suficientemente fuerte para arrancarla, hasta que un día dejó de intentarlo y en su mente quedó anclado ese recuerdo. Hoy podría hacerlo, pero ha dejado de creer en su fuerza.

Hijo, ahora estoy en condiciones de decirte, que nunca dejes de intentarlo, de luchar por aquello en lo que mas crees. No existen barreras que no puedas saltar, si tu quieres.

 Nunca dejes de intentarlo!!

Dedicado a mis hijas y a todas las personas que luchan por su sueño.

Relato inspirado en el cuento de Jorge Bucay.

¿Qué mensaje se esconde detrás de JERRY MAGUIRE?

Juega con el Corazón

Juega con el Corazón

Lejos de ser solo una película que cuenta una romantica historia, Jerry Maguire, nos ofrece una segunda historia que más bien podría ser la principal, en clave motivacional y valores, pudiendo hacer un paralelismo con la vida empresarial.

Cerca del cliente: Escucha activa.

Disfruta el éxito, no te cortes.

La Relación con el Cliente no acaba en la venta, el CENIT de nuestra relación con el cliente, solo se consigue cuando llegamos a valorar y saborear sus éxitos  y hacerlos propios; como no, el cliente no solo es cliente, más bien nuestro SOCIO, aquel que formando parte de nuestro equipo mira por una relación clara, confiable y honesta de manera que “conozca” nuestro costes y entienda la necesidad mantener proveedor/partner sólido, feliz.

RECONOCIMIENTO. Uno de los grandes valores del líder, es saber compartir con sus colaboradores los éxitos cuando se producen, no importa que ya no estén en el equipo, una empresa se construye con las experiencias y apotaciones de todas las personas, las que están y las que dejaron de estar. Nunca olvides reconocer y compartir los éxitos con tus colaboradores.

Eres mi QUAN. No puedo dejar de mostrar los grandes momentos y el sentido de EQUIPO, cuando 1+1 es más que 2.

Si te ha gustado el post, hazme el favor de compartirlo con tus amigos. Thanks!!!