No pienses más en el por qué de las cosas y créalas por ti mismo

Se fiel a ti mismo

Cuenta la leyenda que Alfonso…

Cuenta la leyenda, que un niño inmigrante de doce años, que residía en un barrio humilde en una gran ciudad española, gustaba de hablar con los ancianos del lugar. 

Los abuelos, como los llamada de forma cariñosa, tomaban el cálido sol otoñal sentados junto a una pared mirando hacía el horizonte. Un día, el niño se acercó al lugar donde se encontraban tres de ellos charlando de forma animada y uno de los abuelos comentó:

Si yo tuviera tu edad, con todo lo que se,  haría las cosas de forma diferente. No viviría de forma tan alocada como yo lo hice, pensaría todo muy bien antes de hacerlo, dos o tres veces al menos. Mira mi hermano ¡¡ése si que sabe!!.

El segundo, le replicó: ¡¡pero que dices!!?, yo envidió tu forma natural de ser, me pasé la vida pensando tanto, dudando de tantas cosas, que no llegué a disfrutar de nada con tanta reflexión, ¡¡chico, no pienses nada, haz lo que quieras, la vida es corta!!

El tercero, más sereno y atento a lo que decían, no dijo nada y el niño se atrevió a preguntarle: abuelo Alfonso ¿tu que piensas, qué cambiarías si volvieras a nacer?

Nada -contestó el abuelo. No cambiaría nada de lo que he vivido. En la vida no existen zonas tan extremas para pensar que todo es blanco ó todo es negro, existe una escala de grises ¡¡todo es tan relativo!! Lo que si te digo, es que, hagas lo que hagas no te arrepientas de nada y si crees que te vas a arrepentir, no lo hagas.

Si tienes la tentación de saber el por qué de todo, te diría: NO PIENSES MÁS EN EL POR QUÉ DE LAS COSAS Y CRÉALAS POR TI MISMO… solo así podrás formar parte destacada de la historia, al menos de tu propia historia. Vive como dicta tu corazón, se coherente y consecuente, SE FIEL A TI MISMO.

Cuenta la leyenda, que desde aquel día no se supo nada más de Alfonso… pero esto es solo una leyenda.

 

¿Sabes lo que mueve el mundo?

Confiar

Confianza

La CONFIANZA, sí.

Lucha por aquello que merece la pena, porque te aseguro que hay muchas cosas en la vida que merencen la pena. Mejor debería decir, personas que merecen la pena.

Huye de los clichés y de las frases hechas, en muchas ocasiones vacias de contenido y valora aquello que si te merece confianza.

Lo ves enseguida, lo notas, lo percibes… y no siempre es lo más notorio, lo que más ruido hace.

Abre tu mente, comparte con sinceridad, disfruta ese momento… pero no con ingenuidad, no todo es bello en la vida, esto ya lo sabemos y no debemos olvidarlo.

Te hace crecer

CONFIAR, es una de la sensaciones más bellas y reconfortantes que puedes experimentar. Nada en la vida se podría hacer sin ella, sin la confianza; de hecho es lo que mueve el mundo, nuestro motor interno, lo que nos motiva, lo que nos impulsa.

El clima de confianza, nace en las personas y no en las cosas; este es el inicio de la innovación, de la revolucion de las ideas, del amor, la búsquedad de una vida mejor, más humana.

No pierdas la confianza y regala confianza.

Foto ilustración: Google. Que mejor imagen que represente la confianza que aquella deposita un niño en sus padres.