¿Conoces la fábula: El Elefante y la estaca?

cuento

Supera los límites

Erase una vez, una papá que llevó a su hijo al circo. Era un papá muy comprensivo y gustaba explicar a su pequeño hijo el por qué de las cosas que pasaban en la vida con palabras que pudiera entender.

Tuvieron una tarde muy divertida y al salir de la función, los dos pasaron por delante de un gran elefante de más de 1500 kilos que estaba sujeto a una diminuta estaca y un pequeña cadena comparada con su enorme cuerpo.

El hijo se detuvo al ver este escena y tirando de la manga de la chaqueta de su papá, le preguntó:

¿Papá por qué no se escapa? Con lo fuerte que es, podría tirar hasta arrancar la estaca y ser libre.Si hijo, así es. Pero el pobre elefante no lo sabe, porque un día dejó de intentarlo. Verás hijo, siendo el elefante muy pequeño, lo ataron a la estaca y este ¡¡tiraba con fuerza!! ¡¡todos los días!! ¡¡en cada momento… !! pero no era lo suficientemente fuerte para arrancarla, hasta que un día dejó de intentarlo y en su mente quedó anclado ese recuerdo. Hoy podría hacerlo, pero ha dejado de creer en su fuerza.

Hijo, ahora estoy en condiciones de decirte, que nunca dejes de intentarlo, de luchar por aquello en lo que mas crees. No existen barreras que no puedas saltar, si tu quieres.

 Nunca dejes de intentarlo!!

Dedicado a mis hijas y a todas las personas que luchan por su sueño.

Relato inspirado en el cuento de Jorge Bucay.

Anuncios

¿Y qué pasa si no actúo?

Qué pasa si no actúo

Todo el camino por hacer

“Hazlo como quieras, pero participa, colabora, asóciate”

Este es el mensaje que le daba un padre de familia a sus hijos pre-adolescentes en mi presencia.

Por un momento pensé que era una padre “enrollado”, “güay”, pero aquellas palabras eran algo más, trataba de estimular y sobretodo de hacerles pensar que la vida se construye con el movimiento, con la acción.

¿Y que pasa si no actúas?  quizá no pase nada ó sí seguirá pasando, pero perderás la oportunidad de aportar tu valor personal a lo que sucede en la vida cada día, a lo que tienes cerca y a lo que está físicamente lejos.

Cuando actúas, ejerces de catalizador, facilitando el cambio, ayudando a otros a conseguir el clima adecuado para alcanzar sus metas, situando en el centro el valor de las relaciones entre personas.

Este es el espíritu Mapmaker, ACTUAR, cuando se acaba el camino, allí está él; cuando existe incertidumbre, él da un paso adelante; cuando otros ven barreras, él ve posibilidades.

Y ahora… ¿que vas hacer tu?

“Esperar duele,  olvidar duele, pero el peor de los sufrimientos es no saber qué decisión tomar” ifilosofia

Os presento a la esencia mapmaker:

      

Imagen: de autor en playa del Saler en Valencia

No busques algo único que hacer, convierte en único lo que haces

Atrévete

Da el salto!!

“Está todo inventado” es una frase típica después de horas y horas buscando el santo grial. Tengo amigos que piensan lo contrario, que “está todo por inventar”, yo participo de esta última idea.

Sería maravilloso encontrar aquello que nadie más ha podido conseguir, lo único, lo más bello, lo más deseado… pero esto no siempre es así y no solo eso, sino que es lo más improbable.

No dudes, actúa!!!

Aún así, no dejes de perseguir aquello en lo que crees, lucha por ello; que sea improbable no lo hace imposible. Creo haberme equivocado en el titulo del post, sí, busca lo único y mientras llega esa idea, ese momento, deja que las musas te pillen trabajando, como decía Picasso.

Trabajando, convirtiendo en único aquello en lo que te empleas, con compromiso, marcando la diferencia.

¿Sabes lo más dificil de copiar en la vida? el valor diferencial que aportamos las personas.

Se pueden imitar los productos, las ideas, las colores, los negocios… pero el ser humano y su comportamiento es único, busca lo único empezando por ti, por nosotros.

Think different. Do it different.

Foto: El valor de equivocarse de psicoblog.com