No pienses más en el por qué de las cosas y créalas por ti mismo

Se fiel a ti mismo

Cuenta la leyenda que Alfonso…

Cuenta la leyenda, que un niño inmigrante de doce años, que residía en un barrio humilde en una gran ciudad española, gustaba de hablar con los ancianos del lugar. 

Los abuelos, como los llamada de forma cariñosa, tomaban el cálido sol otoñal sentados junto a una pared mirando hacía el horizonte. Un día, el niño se acercó al lugar donde se encontraban tres de ellos charlando de forma animada y uno de los abuelos comentó:

Si yo tuviera tu edad, con todo lo que se,  haría las cosas de forma diferente. No viviría de forma tan alocada como yo lo hice, pensaría todo muy bien antes de hacerlo, dos o tres veces al menos. Mira mi hermano ¡¡ése si que sabe!!.

El segundo, le replicó: ¡¡pero que dices!!?, yo envidió tu forma natural de ser, me pasé la vida pensando tanto, dudando de tantas cosas, que no llegué a disfrutar de nada con tanta reflexión, ¡¡chico, no pienses nada, haz lo que quieras, la vida es corta!!

El tercero, más sereno y atento a lo que decían, no dijo nada y el niño se atrevió a preguntarle: abuelo Alfonso ¿tu que piensas, qué cambiarías si volvieras a nacer?

Nada -contestó el abuelo. No cambiaría nada de lo que he vivido. En la vida no existen zonas tan extremas para pensar que todo es blanco ó todo es negro, existe una escala de grises ¡¡todo es tan relativo!! Lo que si te digo, es que, hagas lo que hagas no te arrepientas de nada y si crees que te vas a arrepentir, no lo hagas.

Si tienes la tentación de saber el por qué de todo, te diría: NO PIENSES MÁS EN EL POR QUÉ DE LAS COSAS Y CRÉALAS POR TI MISMO… solo así podrás formar parte destacada de la historia, al menos de tu propia historia. Vive como dicta tu corazón, se coherente y consecuente, SE FIEL A TI MISMO.

Cuenta la leyenda, que desde aquel día no se supo nada más de Alfonso… pero esto es solo una leyenda.

 

Porque la #vida puede ser maravillosa!!

Andrés  Montes

Andrés Montes

Por qué decimos NO cuando queremos decir SI?

Si deseas hacer algo, no te reprimas, hazlo. Si deseas decirle a otra persona lo que te gusta de ella, hazlo. Si te mueres de ganas por contar una historia, que puede ser la tuya, hazlo. No digas No cuando realmente quieres decir Sí.

Por qué presuponemos siempre que pasará lo negativo y no lo positivo?

Está esperando a que se lo pidas, atrévete. La otra persona tiene el mismo miedo que tu, pero al reves. Tu temes el momento en el que se lo tengas que decir y la otra persona teme el momento en el que se lo dirás. El No ya lo tienes, solo tienes que actuar para darte cuenta que también existe el Sí, que hay un lado positivo.

Por qué decimos siempre lo que otros deben hacer y nosotros hacemos lo contrario?

Hacemos menos de lo que hablamos y a menudo no somos coherentes con lo que decimos. Estoy convencido que a la mayoría de los mortales nos iría mejor si actuaramos de acuerdo a nuestros verdaderos sentimientos y deseos. Haz lo que digas que vas hacer y no te arrepientas, de lo contrario no lo hagas y no tendrás que arrepentirte.

Por qué hablamos desde la teoría de otros y no desde nuestra experiencia? más rica sin duda.

Aunque nada es lo único, aunque nada es para siempre, aunque es bueno compartir y hacerte eco de aquello que sucede, siempre, siempre, es mucho mejor aportar ese diferencial personal que te da y nos da el valor que nos hace únicos. Inventa, crea, piensa, comparte y disfruta de las experiencias.

Porque como decía Andrés Montes: “Amigo, la vida puede ser maravillosa!!!”

El titular se lo debo a nuestro compañero en tantas retrasmisiones deportivas, con estilo desenfadado y siempre con un sello personal y permanente en el tiempo. Gracias Andrés.